Cómo enseñarle a tu perro a no morder

Si tu perro solo sabe jugar mordiéndolo todo, aquí tienes unos cuántos consejos para evitarlo.



Como propietario, seguro que te preocupas por enseñarle a tu perro a no morder. Debes saber que puede que solo sea una forma de juego hacia otros animales o personas. Sin embargo, cuando el animal alcanza una edad puede ser incluso peligroso si el perro es de gran tamaño.


Lo mejor es que aprendan a no morder desde cachorros, pero también podemos corregir este comportamiento de adultos. A continuación, te exponemos unos cuantos consejos para enseñarle a tu perro a no morder.


El control de la mordida


Desde cachorros los perros tienen el instinto de morder, igual que los gatos de rascar o arañar. Cuando son pequeños, los perros suelen intentar morder todo aquello que ven: muebles, sus juguetes, camas, mantas y es común que les guste jugar a morder con nuestros dedos.


Entre canes, el marcaje con los dientes es normal en un contexto de juego, sobre todo cuando aún son cachorros. El contacto con otros perros les enseña a controlar la mordida, cómo relacionarse entre ellos, interpretar señales de sumisión, juego, agresividad…


Educar desde cachorros


Lo que enseñemos a un perro durante su etapa de cachorro será aquello que marque su comportamiento de adulto. Esto no quiere decir que a un perro adulto o senior no pueda aprender cosas nuevas, pero es en los primeros meses de vida cuando el cerebro del perro tiene mayor plasticidad cerebral para aprender y formar nuevas conexiones neuronales.