Enfermedad de las encías en los perros

La enfermedad de las encías en los perros o periodontitis es la causa del debilitamiento y la eventual pérdida de las estructuras de soporte de los dientes. Puede provocar un daño significativo a la boca de un perro, y es que la periodontitis puede causar encías erosionadas, mal aliento, pérdida de los dientes, pérdida ósea de las mandíbulas y dolor crónico. A continuación, entenderás cómo se instaura esta enfermedad y cómo actuar para tratar y aliviar este padecimiento:

¿Qué es la enfermedad de las encías en los perros?

Este padecimiento, que se conoce comúnmente como periodontitis canina, es una infección bacteriana de la boca. Se reconocen cuatro etapas de la enfermedad periodontal. Progresa desde la formación de sarro y las encías levemente inflamadas hasta la gingivitis establecida (enfermedad de las encías, etapa II). La enfermedad progresa a periodontitis leve y, en última instancia, grave, que puede implicar la pérdida ósea o dental, con acumulación extensa de sarro. ¿Qué signos hay que buscar como indicios?

Lo primero que puedes hacer en casa es simplemente buscar signos de enfermedad dental. Voltea el labio de tu mascota y hazte estas preguntas: ¿Tu perro tiene mal aliento? Este es uno de los primeros signos de enfermedad periodontal.

¿Tu can tiene encías rojas o hinchadas?

¿Los dientes de tu compañero canino son amarillos o marrones?

¿Tiene algún diente flojo o lo ha perdido?

Cómo está el apetito de tu perro?

¿Todavía juega a cazar?

¿Tiene problemas para masticar huesos?

¿Ha perdido peso?

Si respondiste ‘sí’ a cualquiera de las preguntas anteriores, tu perro podría tener enfermedad periodontal. Pero no te preocupes, porque siempre estarás a tiempo de ayudarle.

¿Por qué es importante no desatender la enfermedad de las encías en perros?

Es necesario tener presente que la infección bacteriana provoca la erosión de las encías, los dientes y los huesos, lo que causa dolor crónico. También causa la pérdida de dientes y de los huesos. Por otra parte, la enfermedad de las encías aumenta el riesgo de sufrir enfermedad cardíaca, renal y hepática en perros. Todas estas consecuencias se pueden prevenir si se toman medidas de higiene dental