Mi perro tiene alergia al pasto, síntomas y tratamiento


Existen dos clases de alergia al pasto en los perros, y son la atópica (por el olfato) y la dérmica (a través de la piel)


La alergia al pasto en los perros es relativamente común, y es que puede afectar a animales de todas las edades, razas o sexos. Se trata de una respuesta anómala y exagerada del sistema inmunológico al contacto o ingesta con el pasto. Además, también son frecuentes los diagnósticos de alergia al polen, principalmente en primavera.


¿Cómo identificar la alergia a las plantas en perros?


La alergia al pasto en los perros puede ser atópica o dérmica. Cuando se trata de una respuesta hipersensible por el contacto directo de la piel con el pasto, hablamos de una alergia dérmica.


En segundo lugar, y en caso de que el proceso alérgico empiece por el olfateo, como en el caso del polen, estamos frente a una alergia atópica. También es una afección bastante frecuente.


En principio, las alergias suelen ocasionar malestar y problemas de piel que comprenden un cuadro clínico conocido como dermatitis alergica o atópica. Los procesos alérgicos también pueden conllevar problemas respiratorios y digestivos.


Entre los principales síntomas de la alergia al pasto en los perros encontramos:


Piel irritada

Picor intenso por el cuerpo

Enrojecimiento de la piel y mucosas, principalmente en las zonas sin pelo

Granos o pústulas en la pi